Medidas de contención

Emergencia sanitaria

El 11 de marzo, el Gobierno ha hecho oficial la declaración de Emergencia Sanitaria a nivel nacional durante 90 días,​ luego que en ese mismo día la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarada al COVID-19 como una pandemia durante una conferencia de prensa presidida por el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.​ Esa medida estableció que en un plazo de 72 horas, mediante un Decreto Supremo N° 008-2020-SA, el Ministerio de Salud emita un Plan de Acción junto con la relación de bienes y servicios que se requieren contratar para enfrentar la emergencia sanitaria, esto incluye al Seguro Social de Salud (EsSalud) y las Sanidades de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional del Perú. Con este plan, el gobierno busca fortalecer los sistemas de vigilancia, contención y respuesta para mitigar el impacto sanitario, social y económico que tendría el coronavirus en el país.​

En ese sentido, las instituciones públicas y privadas encargadas de la administración de los puertos, aeropuertos y puestos de entradas terrestres son responsabilizadas a aplicar medidas sanitarias necesarias con el fin de evitar la propagación del COVID-19. Esta medida también involucra a personas que ingresan al territorio peruano, sean peruanos y en especial extranjeros provenientes de países con antecedentes epidemiológicos (como ItaliaEspañaFrancia y China), son intervenidas obligatoriamente a un periodo de aislamiento domiciliario por 14 días.

Estado de emergencia

Luego que el Gobierno y el Ministerio de Salud observara un crecimiento de la propagación del COVID-19 decidió, durante un medio día del 15 de marzo y en una rueda de prensa, decretar el Estado de Emergencia y cuarentena a nivel nacional.​ Fue aplicada legalmente el día 16 de marzo de 2020 a las 00:00 horas y su función finalizó el 31 de marzo de 2020 a las 00:00 horas. Esta medida fue realizada un día antes que el presidente anunciara la llegada la fase de contagio comunitario en el país,​ para ese entonces en el exterior, el Perú ha sido considerado como el primer país de América Latina en decretarla.​

Según el Decreto Supremo, las principales medidas de un Estado de Emergencia en el Perú son el cierre total de las fronteras y el aislamiento social obligatorio (cuarentena nacional). También aplicó a las fuerzas armadas y la policía, la responsabilidad de garantizar el cumplimiento de las medidas anunciadas, autorizando la libre intervención de personas, vehículos, locales y establecimientos que violen la medida.​ La única excepción aplicada, son la operación los servicios comerciales, de banca y medicinal,​ garantizando el constante abastecimiento de alimentos y medicinas, así como la continuidad de los servicios de agua, saneamiento, energía eléctrica, gas, combustible, telecomunicaciones, limpieza, recojo de residuos sólidos, servicios funerarios y entre otros.​

Cuatro días antes de finalizar el estado de emergencia, mediante una evaluación del gobierno en la evolución de la enfermedad y el acatamiento de aislamiento social, el presidente Martín Vizcarra decidió decretar una extensión del estado de emergencia. Esta medida se realizó el día 26 de marzo, manteniendo las mismas medidas del decreto anterior y ampliándose hasta el 12 de abril.​ El 8 de abril, el Perú empieza a registrar un incremento acelerado de casos positivos, tras una evaluación con los gobiernos regionales y el Consejo de Estado, el gobierno decide habilitar una tercera ampliación de la cuarentena que tiene fin hasta el día 26 de abril.